Hoy en día vivimos un fuerte cambio en las formas de hacer negocios en las organizaciones, que viene dado básicamente por el enfoque que adoptamos producto de la globalización.

Ante ello, la pregunta que debemos hacernos es: ¿Cómo la Gestión de la Cadena de Suministros se adapta a esta realidad y que otros factores son claves, en conjunto con ella, para poder hacer frente a los mercados cada vez más exigentes y competitivos?

Actualmente, hay dos factores claves que debemos tener como prioridad en la toma de decisiones en la Gestión de la Cadena de Suministros: Optimización de la Cadena y Tiempo de Respuesta de la misma al mercado. Como notamos, estos dos conceptos son totalmente conocidos, sin embargo, la estrategia está en cómo abordamos cada uno de ellos y de qué manera logramos enlazar los mecanismos (herramientas, métodos, modelos, marcos, etc) actuales para poder hacerles frente y sacar el máximo beneficio.

¿Cómo la Gestión de la Cadena de Suministros se adapta a esta realidad y que otros factores son claves, en conjunto con ella, para poder hacer frente a los mercados cada vez más exigentes y competitivos?

Empezando por el factor Optimizar la Cadena de Suministro, como buenos gestores, sabemos que es vital buscar siempre la optimización, reduciendo costos y generando valor (por citar dos ejemplos) abordando diferentes partes de la cadena como: inventarios, compras, etc. Pero esto no será posible si no definimos un modelo de trabajo estructurado que nos permita lograrlo. Y es aquí en donde el modelo de Supply Network Design juega un rol crucial para analizar y tomar decisiones en la cadena.

El modelo de Supply Network Design (SND) es un network modeling en donde se construyen modelos matemáticos de la Supply Chain, que son resueltos usando técnicas de optimización los cuales nos llevan a tomar decisiones bajo la mejor solución. Para el modelo de SND la Supply Chain está definida por 4 elementos: Proveedores, Plantas/Plantas dentro de plantas, Almacenes y Flujo de Productos; bajo una disciplina definida por 3 elementos: Ubicación óptima, tamaño de la instalación y flujo entre instalaciones.

Este modelo llevado a la práctica nos permite determinar (en base a los 4 elementos de la Supply Chain y bajo los 3 elementos del modelo de SND) el lugar óptimo para operar el negocio, lo cual nos puede llevar a tomar decisiones del tipo:

  • Adquirir compañías
  • Fusionar compañías
  • Abrir y cerrar instalaciones
  • Interrupción de la Supply Chain por temas políticos, financieros (entre otros
  • Tipo de producto.

De esta manera, es como podemos definir que a través del uso del modelo de Supply Network Design podemos llegar a la necesidad de aprobar una serie de proyectos, programas o portafolios de optimización de la Cadena de Suministros. Esto último lo enlazaremos con el segundo factor clave definido en el inicio del presente artículo: El Tiempo de Respuesta de la Cadena de Suministros al mercado.

El tiempo de respuesta al mercado es vital en el mundo actual de los negocios debido básicamente a que, como bien sabemos, el mercado es cada vez más exigente en sus necesidades, pero la pregunta crucial es: ¿Cómo hacemos frente a este mercado exigente? Lo primero que debemos de analizar es si nuestra organización está preparada para poder reaccionar a ese mercado exigente y con demandas cada vez más específicas. Actualmente las organizaciones están dando los primeros pasos, pero aún falta mucho camino por recorrer.

A nivel de obtener productos que el mercado acepte, métodos como Design Thinking son sumamente importantes como inicio del todo. Design Thinking es un método para generar ideas innovadoras que centra su eficacia en entender y dar solución a las necesidades reales del mercado. Proviene de la forma en la que trabajan los diseñadores de producto. Se empezó a desarrollar de forma teórica en la Universidad de Stanford en California (EE. UU.) A partir de los años 70, y su primera aplicabilidad con fines lucrativos como "Design Thinking" la llevó a cabo la consultoría de diseño IDEO, siendo hoy en día su principal precursora.

Con el producto definido, debemos de analizar la Cadena de Suministros usando el modelo de Supply Network Design, dentro del cual tendremos que analizar la capacidad de la organización para producir este bien o servicio, y definir si es viable o se requiere inversión de por medio, dando lugar a la aprobación de proyectos.

En los dos escenarios la gestión de los proyectos bajo las buenas prácticas definidas por el PMI (Project Management Institute) serán cruciales para poder lograr el alcance de los proyectos en costo, tiempo y calidad óptima.

Finalmente es importante mencionar que el concepto de Industria 4.0 impacta a todo lo mencionado por ser la cuarta revolución industrial, que consiste en la introducción de las tecnologías digitales entre otros en las fábricas; esto está trayendo consigo un cambio importante a nivel de máquinas de producción, sistemas logísticos, etc. Logrando con ello tener fábricas flexibles con una rápida adaptabilidad al cambio o necesidad del mercado, contando con información en tiempo real.

Autor: Frank Cano                                                                                                   MSc, PMP, Engineer CIP