Se habla mucho que las organizaciones deben dejar de usar la gestión tradicional y se recomienda usar marcos ágiles, suena genial, pero ¿Qué implica esto?, ¿Con qué situaciones te has encontrado?

Para esto es crucial, mirar la cultura organizacional, los actores involucrados deberán tener apertura para migrar a estas nuevas formas de trabajo. No solo el equipo, sino también los interesados y/o la organización.

Comparto aquí algunas situaciones:

Por ejemplo, los usuarios internos ya conocen la metodología de trabajo de los proyectos anteriores, esperarán que el nuevo proyecto se lleve a cabo con la misma metodología, no aceptarán fácilmente el cambio. Más aun si los activos de la organización son o fueron oficializados con procedimientos o normas internas. En estos casos luego de los pilotos necesariamente se tienen que modificar, y evangelizar esta nueva forma de gestión ágil a toda la organización.

El Daily: es una muy buena práctica, con la cual recomiendo iniciar.  Lo que nos ha pasado que al principio cuesta llegar a ser conciso y lograr concretar la reunión.

Una reunión de 15 minutos, en gestión tradicional estuvimos acostumbrados reuniones calmadas y protocolares, cuesta lograr la práctica de Time-Boxing, nuestras reuniones han sido de una hora y van bajando a 20 minutos.  También con el reto de lograr con el time-boxing si no somos concisos (lo cual también me pasa) podríamos no decir oportunamente lo necesario.

El Review:  En este punto es necesario tener mucho cuidado depende de las personas, si no se explicó muy bien, podría suponerse que es un jalón de orejas para el equipo y eso es totalmente erróneo.

Tengamos en cuenta que, en este escenario, no estamos empezando un negocio nuevo o estamos conformando los equipos con gente nueva, si no que la organización y las personas que ya estamos (algunas personas trabajando años allí) debemos transformarnos.

La autonomía: requiere un nivel de responsabilidad y madurez para no convertirse en un caos. Cuando has estado en un entorno tradicional, al principio, puede darse el caso que el equipo solicite un jefe, sin él sienten que se les complica organizarse; y al jefe le cueste dejar su rol de “mandar” o creer que sabe más, esta transición es un aprendizaje y empoderamiento constante, lo complicado es desaprender, transformarnos, interiorizar este nuevo enfoque y vivirlo como algo natural.

Sobre el autor:

Macbeth Bravo Aponte

Founder & CEO en Dinnamik

Ingeniería de Sistemas con postgrado en Ciencias con mención en Ingeniería de Sistemas, Project Manager PMP®, Scrum Master SMPC®, Especialización Mejora de Procesos (BPM), Transformación Digital, Metodologías ágiles, UML, NTP12207

linkedin: linkedin.com/in/macbeth